La Formación Profesional es la etapa educativa que sigue a la enseñanza secundaria. Son enseñanzas prácticas con unas altas tasas de empleabilidad.

Los contenidos de cada ciclo se organizan en módulos teórico-prácticos según el ámbito profesional.

Las pruebas de acceso están dirigidas a personas que, no cumpliendo los requisitos académicos exigidos para acceder directamente, quieran cursar un ciclo formativo de Formación Profesional.